Despues de Marsella y de la decepción del puerto de Corbiéres, nos apetecía un poco alejarnos de los puertos y encontrar sitios tranquilos para fondear y estar a nuestras anchas. Así que no podía haber salido mejor, porque los últimos días los hemos pasado fondeando en el parque nacional de Calanques y las islas del parque nacional de Port Cros. Justo lo que queríamos: calitas, árboles y playas para nosotros solos! Lo de las islas prohibidas os lo explico al final.

Leer más